21

Oct
2017
Locales

El obispo de Gualeguaychú, Mons. Héctor Zordán, mantuvo un encuentro con el Papa Francisco.

“El Papa estuvo cordial, fraterno y muy padre”

Fuente:
“Como siempre, el Papa estuvo muy cordial, fraterno, muy padre”, dijo El obispo de Gualeguaychú, Mons. Héctor Zordán, al referirse al encuentro que mantuvo ayer con el Santo Padre al término del curso de obispos nuevos realizado en Roma desde el jueves 7 de septiembre.
En declaraciones a Radio Máxima de Gualeguaychú, Zordán comentó “lo vi un poco cansado, pero viene de cuatro días de un viaje muy intenso a Colombia”. “Lo primero que le transmití fueron los saludos de la gente de Gualeguaychú y otra gente conocida de Argentina. Me agradeció y bromeó como sorprendido de que me viera allí, aunque sabía que iba y me conocía. Le agradecí también la confianza depositada en mi al pedirme que sea obispo de Gualeguaychú”.
Respecto del discurso del Papa dijo que “ha hecho una síntesis de todo lo que estuvimos compartiendo en la semana del curso. Nos habló de la “sinodalidad”, esto de caminar juntos en la Iglesia, en un discernimiento comunitario. De hecho el título del curso era “el obispo como guía del discernimiento comunitario”.
En el curso participaron 114 obispos de todo el mundo, cinco de ellos argentinos. “Fue una linda experiencia de fraternidad, más allá de las dificultades para entendernos por los distintos idiomas, a veces los gestos hacen lo que las palabras no pueden: una sonrisa o una palmada genera una cercanía que uno no llega a lograrlo con las palabras”, graficó Zordán.
“He compartido con los obispos especialmente de América Latina y hay cosas que tenemos en común como la manera de ser, la cordialidad, la sencillez. La preocupación por el pastoreo de nuestras comunidades. Un tema que nos preocupa es la pobreza en nuestra gente”. También se habló sobre “el acompañamiento de los sacerdotes en las diócesis en orden a formar comunidades fraternas y la formación de los futuros sacerdotes en los seminarios”.
Finalmente, el obispos de Gualeguaychú dijo que “la imagen del Papa entre los obispos es muy buena, es muy querido”. Y respecto a los cambios que lleva adelante Francisco, dijo que “en los ambientes en que nos hemos movido son tomados muy bien, incluso como respondiendo a una necesidad de cambio. Esto lo han subrayado en el curso. Los cardenales en las reuniones previas al cónclave le habían pedido al que saliera Papa era esto de avanzar en los cambios. Es por eso que el Papa forma el grupo de cardenales que avanza en el estudio de posibilidades de cambio de la curia romana”.
“La cuestión no es cambiar por cambiar ni sólo para modernizar sino que tiene que responder a una mayor autenticidad, a lo que entendemos que Jesús quiere de la Iglesia por lo que nos dice en el Evangelio”.
Desarrollado por Godox Argentina |