También se hicieron presentes el Padre Horacio Mogni (Parroquia San José) y el Pastor Norberto Meyer (Iglesia Evangélica Luterana San Pablo) quienes se dirigieron a los presentes, y realizaron la bendición del edificio.
Por su parte, la intendenta Alicia Sosa resaltó que esta obra fue siempre una prioridad tanto para su predecesor, “Toti” Aizaga como para su propia gestión. Destacó la enorme necesidad del pueblo de contar con una Terminal que cumpla con las condiciones de seguridad y resguardo para los usuarios del transporte de pasajeros, y aprovechó la ocasión para instar a las autoridades provinciales y nacionales a que realicen las gestiones necesarias para que los ómnibus ingresen a la localidad.
Como se hizo público hace unas semanas, las empresas de transporte no han asegurado su ingreso a la Terminal, a pesar de que la construcción del edificio fue una prerrogativa de las mismas. La intendenta destacó el enorme esfuerzo del pueblo y del Municipio para construir la Terminal con fondos enteramente propios, y lamentó que las empresas hoy no demuestren ese mismo compromiso con los usuarios.
Finalmente, mencionó y homenajeó a José Abelardo “Toti” Aizaga, intendente que comenzó la obra, razón por la cual la Terminal lleva hoy su nombre. Su mamá, María, estuvo presente en el evento, junto a otros familiares.


Fuente: Prensa Municipio de Gilbert