21

Nov
2017
Locales

Bombero Voluntario de vacaciones salvó la vida a un hombre infartado

Sucedió este miércoles en horas del mediodía en la ciudad de Colón, cuando en un comedor de la zona de la Costanera, un hombre oriundo de Buenos Aires, se encontraba almorzando con su familia, repentinamente sufrió un ataque cardíaco, cayendo desplomado ante la mirada de los comensales y mozos. Afortunadamente, en ese momento, se encontraba entre ellos una familia de Urdinarrain, y en ese grupo familiar, estaba Walter Perovich, jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de esa localidad del departamento Gualeguaychú. Ante la dramática situación, el bombero no dudó en prestar auxilio a turista afectado por esa crisis de salud y aplicando sus conocimientos, practicó un RCP y luego de unos minutos, la víctima del ataque cardíaco, identificada como Mario Muñoz, reaccionó favorablemente, mientras se esperaba la llegada de una asistencia médica. Debido a la demora de la ambulancia y dado el estado del hombre, entre todos decidieron colocarlo en un vehículo particular y trasladarlo de urgencia al hospital San Benjamín, donde los médicos se hicieron cargo y tras lograr estabilizarlo, fue internado en terapia intensiva.

Fuente: 03442.com.ar
Sin dudas el hecho de ser un Bombero Voluntario, es una actividad que se desarrolla con el solo propósito de prestar ayuda a quienes lo necesitan, relegando de su tiempo, su familia y arriesgando muchas veces la vida, sin esperar nada a cambio.

Esa función que numerosos hombres y mujeres desarrollan en toda la provincia, lamentablemente no es valorada en su justa medida, pero sin dudas todos estamos esperando su llegada cuando nos vemos en una situación límite.

Es en estos casos que se valora la capacitación o el entrenamiento recibido diariamente, con cursos o jornadas, que permiten asimilar conocimientos que en cualquier momento pueden llevar a salvar vidas.

Para aquellos que conforman estos Cuerpos de Bomberos, su personalidad solidaria va más allá de un simple turno esperando el sonar de una sirena que se los convoque, y toman intervención casi por una cuestión de instinto, esperando como mejor pago, el agradecimiento de la gente.

Esto fue lo que sucedió este miércoles en horas del mediodía en la ciudad de Colón, cuando en un comedor de la zona de la Costanera, un hombre oriundo de Buenos Aires, se encontraba almorzando con su familia, con la cual estaba de vacaciones y repentinamente sufrió un ataque cardíaco, cayendo desplomado ante la mirada de los comensales y mozos.

Afortunadamente, en ese momento, se encontraba entre ellos una familia de Urdinarrain, y en ese grupo familiar, estaba Walter Perovich, jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de esa localidad del departamento Gualeguaychú.

Ante la dramática situación, el bombero no dudó en prestar auxilio a turista afectado por esa crisis de salud y aplicando sus conocimientos, practicó un RCP y luego de unos minutos, la víctima del ataque cardíaco, identificada como Mario Muñoz, reaccionó favorablemente, mientras se esperaba la llegada de una asistencia médica.

Debido a la demora de la ambulancia y dado el estado del hombre, entre todos decidieron colocarlo en un vehículo particular y trasladarlo de urgencia al hospital San Benjamín, donde los médicos se hicieron cargo y tras lograr estabilizarlo, fue internado en terapia intensiva.

Afortunadamente el incidente tuvo un final feliz y el turista bonaerense continuaba reponiéndose en el nosocomio, lo que no hubiera sido posible de no ser por la oportuna intervención de este Bombero Voluntario de Urdinarrain.

Desarrollado por Godox Argentina |